Winnefred Cogham, esposa de Valeriano Domínguez Bécquer, atribuido a Federico Madrazo, reza la cartela bajo el lienzo de 1858 en el Museo del Romanticismo. La dama se nos mira de frente, vestida correcta y elegantemente, sin ningún gesto de coquetería, con una mirada de tristeza.

Winnefred, efectivamente, casó en 1861 con Valeriano, pintor, hermano del poeta Gustavo Adolfo Bécquer, con quien tuvo dos hijos: Julia y Alfredo. El matrimonio duró poco porque ella se fue de casa, dejando marido e hijos, al parecer por la diferencia de caracteres y por las estrecheces de la vida junto al pintor. Decisión infrecuente y arriesgado para una mujer, mediado el siglo XIX.

Federico Madrazo y Valeriano eran amigos, razón por la que se atribuye el retrato al primero, quien pasó un tiempo en Sevilla el mismo año 1858.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.