María Tomasa Palafox y Portocarrero (1780-1835) era por nacimiento grande de España. Influida por su madre, Francisca de Sales Portocarrero, condesa de Montijo, una mujer ilustrada, se hizo pintora y fue una intelectual, interesada por el desarrollo científico de España, académica de mérito de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid.

Fue musa de Goya, quien la retrató pintando a su marido, Francisco de Borja Álvares de Toledo, marqués de Villafranca. Presidió la Junta de Damas de Honor y Mérito, primera asociación de mujeres en España, que impulsó reformas sociales favorables a las mujeres, especialmente en las cárceles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.