María la gitana es una escultura de Julio Antonio con la que quiso representar a la matriarca gitana asimilando la imagen a la de la Virgen. La obra forma parte de la serie Bustos de la raza, en la que el artista mezclaba realismo clásico e idealización, la cultura popular y la modernidad. 

Julio Antonio fue un escultor que triunfó en las primeras décadas del siglo XX, al que se le atribuye la paternidad de Magda, la primera hija de Margarita Nelken, con quien mantuvo una relación sentimental. Murió aún joven, en 1919.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.