María de Médicis era una florentina, biznieta de la reina Juana I de Castilla, en la descendencia de su hijo favorito, Fernando. Casó con el rey Enrique IV de Francia y fue regente del reino hasta la mayoría de edad de su hijo Luis XIII. Además de una mujer con intuición política, fue bailarina de ballet, coleccionista de arte y protectora de los artistas.

Este retrato del flamenco Frans Pourbus el Joven habita en el Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.