Esta joven de aspecto triste e inocente, retratada por el Bronzino, es María de Médicis. Hija del prolífico matrimonio de Cosme de Médicis y Leonor de Toledo y Osorio -tuvieron once hijos- nació en 1540 y murió diecisiete años después, víctima de malaria, mal que también se llevó a la tumba a su madre y a dos de sus hermanos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.