Marguerite Lemonnier era hija de un gran mecenas, protector de Gericault y Delacroix. Se casó con Georges Charpentier, un famoso editor de música. El matrimonio convirtió su casa de París en un centro cultural donde se reunían artistas, intelectuales y políticos. El retrato que le hizo Renoir, que puede contemplarse en el D’Orsay parisino, sirvió de esbozo a un segundo en el que Marguerite aparece con sus hijos, este en el Metropolitan de Nueva York.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.