Esta imagen de Amalia de Llano y Dotres, obra de Federico de Madrazo, está considerada una obra cumbre de la retratística romántica española. La dama retratada tenía 32 años, era una escritora, que llegó a publicar dos novelas, amiga personal del pintor. Madrazo realiza un retrato de aire francés, resaltando la elegancia y sensualidad de la retratada. 

Amalia estaba casada con el conde de Vilches y era considerada una de las mujeres más hermosas de la corte de Isabel II.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.