El retrato de Madame Josette Gris, pintado en 1916, es el punto de partida del cubismo sintético de Juan Gris -cuyo nombre era José Victoriano González Pérez-, quien con él revisa la obra de Corot. La compañera del pintor está sentada en una silla, con las manos sobre las rodillas. La sombra de su figura aporta volumen al conjunto. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.