Como ya hemos visto, Thérèse Blanchard fue la modelo favorita de Balthus. En este óleo de 1937 utiliza a los dos hermanos Blanchard, Thérèse y Hubert, que eran vecinos de su estudio de París. El pintor reproduce la escena que ya había pintado para ilustrar la obra de Emily Brontë Cumbres borrascosas. Balthus quiso expresar el ensimismamiento propio de la adolescencia.

Los hermanos Blanchard fue comprado por Picasso en 1941. A la muerte del pintor, en 1973, se convirtió en el primer lienzo de un pintor vivo expuesto en el Museo del Louvre de París.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.