Libusa es una figura omnipresente en Praga. Se entiende, pues, según la leyenda, ella fue la fundadora de la ciudad o, cuando menos, quien hacia el siglo VIII anunció que se levantaría una gran población junto al río Moldava.

Libuse era hija del rey Krok, quien solo tuvo hijas, de las que ella era la menor. A pesar de lo cual fue elegida sucesora por su padre, ejerciendo sus funciones de gobernadora y juez de su pueblo, asentado en la colina de Vysehrad. Los hombres de la tribu, disconformes con que los mandara una mujer, la pidieron que eligiera marido que gobernara. Ella escogió a Premysl, con quien se inicia la dinastía Premyslida. 

En el parque de Vysehrad se levanta una escultura de la pareja.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.