Con esta versión de Las tres Gracias Antonio Saura rompe los conceptos de belleza y armonía que representaba el tema desde la antigüedad, tal como fue plasmado por Rubens, y presenta unos personajes desgarrados y monstruosos. (Museo BB.AA. de Bilbao)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.