Después de la Montserrat que presentó en la Exposición de París de 1937 Julio González realizó otras variantes del mismo tema, en escultura y en pintura. Aquí tenemos a la Montserrat gritando nº 2, fechada durante la guerra civil. Frente a la serenidad de la Montserrat, este rostro expresa el dolor absoluto. Representa a la mujer campesina catalana y, en ella, a todas las mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.