La maja del perrito es una de las múltiples majas plasmadas por los pinceles de Eugenio Lucas Velázquez, que le proporcionaron éxito y fama. En este óleo de 1865, se trata de una maja joven situada en un ambiente campestre, peinada con un cardado y tocada con una “caramba” a la moda de la época. 

No se conoce con certeza la identidad de la modelo, frecuente en la obra obra del pintor, que se cree pudiera ser Francisca Villaamil, compañera y madre de los hijos de Lucas Velázquez. Reposa en el Museo Carmen Thyssen de Málaga.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.