Retrato de una joven llamada “La Bella”, reza la cartela de este retrato realizado hacia 1520 por Palma el Viejo, pintor aficionado a plasmar figuras femeninas pintadas sensualmente y presentadas de medio cuerpo.

Durante un tiempo fue conocida como “la bella de Tiziano”, pues era atribuida a este pintor. Para que no todo fuera hermosura, los críticos han querido ver en los gestos y objetos que rodean a la dama cierto simbolismo identificado con la vanidad. Nada se sabe de la identidad de la modelo, quizá la clave esté en las letras esculpidas en la piedra que aparece en el ángulo inferior izquierdo. Podéis encontrarla en el museo Thyssen de Madrid.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.