Jeanne Wenz era una camarera, hermana de un compañero de taller de Toulouse Lautrec, que posó con frecuencia para el pintor. El retrato forma parte de una serie de cuatro con los que el artista quiso retratar a otros tantos barrios de París, en este caso el de la Bastilla, representados por muchachas de la calle. Los lienzos se expusieron en el cabaret Le Mirliton. Jeanne nos mira, esbozando una media sonrisa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.