María Benedetta di San Martino

La condesa María Benedetta di San Martino se arregló lo mejor que supo para posar ante Pompeo Batoni, que era un experto en poses de este tipo y había retratado para la posteridad a la mayoría de los británicos que pasaban por Roma, donde tenía su taller en la segunda mitad del siglo XVIII.

Si hemos llegado a conocer a María Benedetta di San Martino es gracias a la inscripción que aparece debajo de la firma de Batoni. La condesa eligió traje y complementos en la gama de azul-gris para combinar con el prendedor recogiendo las perlas que luce sobre el laborioso peinado que, a mayor abundamiento, remata con un ramito de flores. La señora podía ser un modelo de elegancia pero no de sencillez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *