Lucrecia Pucci Panciatichi

El de Lucrecia Pucci es uno de los retratos más famosos del pintor Agnolo di Cosimo, más conocido como el Bronzino. Fue pintado en 1540 pero resulta sorprendentemente moderno. Lucrecia -casada con Bartolomé Panciatichi- posa de frente con un aire de tristeza y cierto gesto de desdén. Posa su mano derecha sobre un libro de oraciones y luce valiosas joyas: el anillo de la mano izquierda, los collares. En el collar de oro, un lema: El amor dura sin fin. Los críticos han querido ver en la dama un asomo de perversión pero puede que se trate solo de la distorsión propia del manierismo que cultivaba el Bronzino.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *