Olympia

Olympia es una obra con la que Édouard Manet quiso emular a la Venus de Urbino de Tiziano, a la Venus del espejo de Velázquez, a la Maja desnuda de Goya o a La gran odalisca de Ingres. Lo que logró fue un gran escándalo cuando en 1895 fue presentada en el Salón de París. Aunque los desnudos eran vistos con normalidad cuando se trataba de temas mitológicos, no así cuando se retrataba a personas vivas. Más aún si la persona era conocida en París. Olympia se llamaba en realidad Victorine Meurent, ella misma era pintora y amante del fotógrafo, periodista y aeronauta Gaspar Félix Tournachon, más conocido como Nadar. Amiga del pintor, Victorine volvió a posar para Manet en otras obras, siendo fácilmente identificable en El almuerzo en la hierba. Ambas obras cuelgan en el museo D’Orsay.

La obra abunda en detalles de sutil simbolismo sensual.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *