Giuseppina Strepponi (1815-1897) era hija de un organista y compositor, consiguió fama muy joven como cantante de ópera, la soprano más famosa de Italia. Interpretó obras de Donizetti, Rossini, Bellini o Verdi… Era ya famosa cuando conoció a Giuseppe Verdi, a quien ayudó a acceder a la Scala de Milán y a darse a conocer.

En la década de 1830 tuvo al menos dos hijos que fueron reconocidos por Napoleone Moriani, un tenor amigo suyo, y recogidos en instituciones públicas. La muerte de su padre la convirtió en cabeza y sostén de su familia y le obligó a mantener una actividad excesiva que acabó perjudicando a su voz. Tenía solo 30 años cuando abandonó la escena. En París ejerció como profesora de canto. Mantuvo una larga relación sentimental y una no menos amplia correspondencia con Verdi, con quien se casó en 1859.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.