Uno de los tesoros del museo de la catedral de Gerona es su tapiz de la Creación. Datado en el siglo XII, expresa con admirable nitidez la teoría bíblica del inicio del mundo. Un atracón para los defensores de la teoría creacionista. El tapiz es una obra de arte, sin discusión alguna, que se conserva en magnífico estado. Ese buen estado nos permite distinguir el porte con el que se presenta a Adán, hecho un hombre, enfrentándose a los animales mitológicos, reales o imaginarios. Al otro lado, volvemos a encontrar al mismo señor, de cuyo costado sale una figura menor. Tal parece que llevara una criatura apoyada en la riñonada. Es Eva, jugando con las florecitas.

Con estos antecedentes iconográficos y el mensaje que le ha venido acompañando por los siglos de los siglos, no se precisan más explicaciones para entender por qué el machismo es una ideología permanentemente rediviva.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.