Esperanza caminando es una de las muchas esculturas repartidas en el callejero de Oviedo con la particularidad de que cada año su imagen aparece en la televisión con ocasión de la concesión de los premios Princesa de Asturias pues se encuentra a la entrada del Teatro Campoamor, donde se entregan los premios.

La escultura representa a una estudiante que porta una carpeta, una libreta y un libro, en la que se quiere simbolizar la tradición universitaria de la ciudad. Como está colocada bajo una farola, a la luz nocturna adquiere una vitalidad extraña. Es obra de Julio López Hernández y fue instalada en 1998.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.