Dolores Armijo

La dama del lienzo pasa por ser Dolores Armijo, cuyo nombre está unido a la memoria de Mariano José de Larra, escritor y periodista, como causante de su suicidio, ocurrido el 13 de febrero de 1837.

Dolores, joven, bella y algo coqueta, estaba casada con un caballero apellidado Cambronero. Larra, hombre del Romanticismo, casado con Josefa Wetoret y padre de tres criaturas, se enamoró de Armijo y la persiguió por media España sin que conste que ella respondiera a sus pretensiones. Antes bien, de los versos del escritor se deduce que sus requerimientos eran respondidos con indiferencia por parte de la amada.

Como quiera que fuere, Dolores quiso zanjar el insistente cortejo de Larra y, por esta o por otra razón, él se disparó un tiro cuando aún no había cumplido los 30 años. Una historia muy propia del romanticismo.

El retrato, obra de José Gutiérrez de la Vega, que también retrató a Mariano José de Larra, cuelga en el Museo del Romanticismo de Madrid.  

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.