Clotilde García, el amor de Sorolla

Clotilde García Castillo era hija del fotógrafo donde el joven Joaquín Sorolla hacía prácticas de fotografía. Allí se conocieron, casi adolescentes, se enamoraron, se casaron y vivieron juntos hasta la muerte del pintor. Clotilde fue para Sorolla modelo en muchas de sus obras e inspiración en su tarea. Pero fue más, ella cuidó del marido y padre de sus hijos, se encargó de la organización de la casa para que el artista pudiera dedicarse a su arte y de la de muchas de las exposiciones que encumbrarían a su marido a la cúspide de la fama. A la muerte de Sorolla Clotilde donó al Estado español su casa y sus obras para organizar el museo que lleva el nombre del pintor. Pintar y amarte, eso es todo, escribió el pintor a su esposa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.